NOS HACEMOS VIEJOS,¿Y QUÉ ?

   
      Pasan los años y las estaciones inexorablemente. Atrás dejamos las sendas que nos trajeron alegrías y llantos, pequeños altos en un camino que, aunque duro, todos deseamos  vaya para largo. Pero ahora, parece que hemos cambiado el paso y que otros comienzan a adelantarnos al grito de que nos vamos haciendo viejos. Admitimos, aunque con regañadientes, que nuestra zancada no sea tan joven e intentando ganar el ritmo perdido echamos mano de nuestras experiencias de la larga caminata  que hasta aquí nos ha llevado.
      Definitivamente, nos vamos haciendo mayores ¿Y qué? Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado, como decía Quevedo
   
      Iniciada la reflexión, aquí tienes una serie de hechos para que tú mismo compruebes si en lo que sigue te reconoces

- Si  ya has comenzado a explicar tus batallitas imitando las que el abuelo te contaba,   repites a tus hijos lo que hace cuatro días tu escuchabas como “Vuelve pronto…A ver lo que haces…Yo, a tu edad…” y, en el fondo, lo que quieres es que vuelvan a casa por Navidad.


-------   C O N T I NÚ A

1 comentario:

Salou dijo...

Pues si que te acuerdas tú de cosas de la época. Permíteme que te tutee, porque creo que somos contemporáneos. Felicidades por el blog.