NOS HACEMOS VIEJOS,¿Y QUÉ ?

   
      Pasan los años y las estaciones inexorablemente. Atrás dejamos las sendas que nos trajeron alegrías y llantos, pequeños altos en un camino que, aunque duro, todos deseamos  vaya para largo. Pero ahora, parece que hemos cambiado el paso y que otros comienzan a adelantarnos al grito de que nos vamos haciendo viejos. Admitimos, aunque con regañadientes, que nuestra zancada no sea tan joven e intentando ganar el ritmo perdido echamos mano de nuestras experiencias de la larga caminata  que hasta aquí nos ha llevado.
      Definitivamente, nos vamos haciendo mayores ¿Y qué? Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado, como decía Quevedo
   
      Iniciada la reflexión, aquí tienes una serie de hechos para que tú mismo compruebes si en lo que sigue te reconoces

- Si  ya has comenzado a explicar tus batallitas imitando las que el abuelo te contaba,   repites a tus hijos lo que hace cuatro días tu escuchabas como “Vuelve pronto…A ver lo que haces…Yo, a tu edad…” y, en el fondo, lo que quieres es que vuelvan a casa por Navidad.
- Si allá donde vas todo el mundo te habla de usted y hace ya tiempo que tratas de olvidar los años que cumples.
- Si aprendiste con la enciclopedia Dalmau y la regla del maestro; entre filas y bata a rayas, Formación del Espíritu Nacional  y tablas de Educación Física aunque sin cambiarte de ropa.
- Si llevaste algún que otro remiendo en los pantalones, la camiseta de tirantes y aquellas zapatillas de goma.
- Si has empezado a buscar viejos amigos olvidados de escuela o universidad; o te has metido a desempolvar cosas del desván.
- Si cuando Amstrog pisó la Luna  creíste que era el trailer de la película 2001 o que Yupi hacía de las suyas.
- Si te pasó por la cabeza lo de ser hippie y al final no te dejaron.
- Si  viviste que el cine empezaba con el Nodo de marras, te gustaron los spaghetti western y las películas de Pili y Mili; si pasaste la frontera para ver el Ultimo Tango en París o te conformaste con el Destape
- Si comprabas el Capitán Trueno o  el Jabato, Roberto Alcázar o el Guerrero del Antifaz, el  TBO o Pumby… mientras oías los discos dedicados,  la Srta. Francis y Radio Andorra.
- Si ibas a cambiar tebeos o novelas y  Corín Tellado o Marcial Lafuente Estefanía te suenan
- Si hiciste alguna colección de cromos como Vida y Color y  juntaste discos como los de  Mirinda o  Fundador.
- Si empezaste con los cigarrillos de chocolate para pasarte al de hebra, Celtas, 46 y con suerte pillar algún Winston en banquetes y bodas.
- Si  alguna vez perteneciste a la OJE por mucho que aún trates de pasar la página de Franco.
- Si añoras las horas que pasabas en tu calle con tu pandilla, jugando a las canicas, la peonza, el churro o la comba; en la plaza,  en el futbolín o en los billares; espada en  mano y sombrero de periódico a la grupa de un palo de escoba. O cuando te subías a los árboles imitando a Tarzán, buscando nidos mientras resonaban los gritos de tu madre llamándote, la llegada de un circo o el vendedor de turno.
- Si aún te son frescos aquellos antológicos anuncios de La Casera, Filomatic, Soberano,  Ajax , Danone…
- Si tomabas leche condensada el Castillo o La Lechera, en polvo o de cabra  e ibas a comprarla cada día. Si merendabas Tulicrem, Nocilla o, simplemente, pan con aceite y sal .Si te hartaste a comer sólo pescado en lata o salado o si tomaste Eko, o malta, antes de pasarte al Colacao.
- Si te sacaste el carné con un 600 o 127 , que tu primer coche fue un Cuatro Latas, un SIMCA o un 124 ,mientras que en las carreteras casi sólo se veían camiones  Pegaso y furgonetas DKW.
- Si colgabas en tu cuarto los posters, entre banderines, del Che Guevara o la Raquel Welch
- Si alguna vez te obligaron a tomar kina Santa Catalina, aceite de ricino o aquellas pastillas contra la diarrea.
- Si sabes lo que eran los chabos o los diez reales con los que compraste tanta regaliz, bazokas, cacao y tramuzo o pipas…
- Si por mucha moda Unisex que estrenaste, lo de la minifalda y el bikini te causó una auténtica conmoción.
- Si lloraste, como el lobo, la muerte del Amigo Félix o quisiste imitar al aventurero Miguel de la Cuadra Salcedo o ser reportero como Sarcedo.
- Si, en deportes, sabes lo de Santana, Gento, Angel Nieto, Paquito Fernández Ochoa  o Pedro Carrasco
- Si seguiste los festivales de Eurovisión y lo del Lalala de Masiel te parece que fue ayer
- Si lo que sabes de teatro lo aprendiste en Estudio 1 y que gracias a aquel Teleclub y Cineclub aprendiste tanto de cine.
- Si de política internacional puedes hablar sobre los Kennedy, Ghandi, Oriente  Medio, el Muro y la URRSS.
- Si recuerdas la Codorniz, el Caso, el diario Ya o Pueblo y seguiste las hazañas del Lute
- Si habiendo sufrido el síndrome del 2000 comentas en voz alta baches  y  penurias de tiempos pretéritos comparando, por ejemplo, el AVE con la RENFE de entonces.
- Si comenzaste hace tiempo a criticar lo mucho que ha cambiado la vida hablas tanto de la
subida de precios y cuentas aún en pesetas.
- Si tuviste que venirte del pueblo como tantos otros para buscarse la vida en la capital o  puedes nombrar a parientes que emigraron a Francia o a Alemania.
- Si vas contando que lo nuestro era casarnos antes, por aquello de escapar de casa para así independizarnos o porque no teníamos los “remedios” de que ahora se disponen.
- Si coleccionabas chapas y tenías que ir cargado con los cascos a comprar.
- Si fuiste al estreno de Ben Hur y 55 Días en Pekín y aún lloras con las pelis de Disney y Casablanca.
- Si veías sólo TVE1 y a ciertas horas el UHF y te emocionaste cuando al fin sacaron el color y otras cadenas.
- Si allí, en la tele, conociste a Heidi, He-Man ,La abeja Maya, los Pitufos y creíste en un Barrio Sésamo y un mundo feliz lleno de globos y chiripitiflaútico donde la Bruja Avería tenía la culpa de todo.
- Si series como El Santo, Dallas, los Intocables, Bonanza…  a ella te engancharon y te dio rabia cuando atraparon al Fugitivo y dieron por terminada Curro Jiménez, Uve y el  Coche  Fantástico.
- Si alucinabas con los efectos de Valerio Lazarov  viendo a tus ídolos musicales como Raphael, Los Brincos, Dúo Dinámico, Abba…mientras la Juventud bailaba yi cantabas muy alegremente en inglés y ahora ves que ni lo entiendes.
- Si ibas a la disco con aquellos pantalones de campana y brillantina, oliendo a Varón Dandy, con aquel flequillo y marcha del Sábado Noche o te juntabas con la panda en memorables guateques entre vinilos, LPs y después, casets.
- Si reías con Gila o Eusebio y  todavía aquellas galas de la Lina Morgan y Fin de Año con Martes y Trece.
- Si  te asustaba que llegara el Hombre de Saco y aprendiste el terror con Historias para no Dormir y pelis como Polstergeist o Alien.
- Si viviste el nacimiento del ordenador y pensaste que tener uno en casa era cosa de una peli de ciencia ficción serie B que tanto te gustaban.
- Si tuviste que aprender Catecismo y Urbanidad o hacer Mecanografía en aquellas máquinas Olivetti.
- Si en tu álbum de fotos cuentas con muchas en blanco y negro, color sepia o con aquellos primeros colores que hoy dan pena.
- Si no te bañabas antes de hacer la digestión , llevabas el Meyba y aún no te ponías cremas
- Si fuiste a los primeros recitales de la Canción protesta y corriste delante de los “grises”; viviste una nada fácil Transición y recuerdas la ilusión con la que fuiste a votar, por primera vez , a los sones del Libertad sin Ira.
- Si hiciste la “Mili” y para los jóvenes de hoy quisieras.
- Finalmente, si ahora eres un seguidor de la serie Cuéntame aunque de los críticos ya que dices que esto o aquello era de otra manera.

     Coincidimos en muchas ¿verdad? Y eso que resultaron una muestra en la larga lista de detalles que cada uno guardamos en la memoria y que, incansablemente, vamos sumando. Nos dan el texto para que, en los años que siguen, podamos comentarlos como  nos explicaba Schopenhauer.

     Vale que nos vayamos haciendo viejos …pero con la cabeza bien alta y a mucha honra , que no hay peor vejez que la del espíritu y recuerda… Mucho que decir, y más que contar, a tus hijos y nietos, al vecino y a quien sea…En un mundo cada vez más dormido, en donde la actualidad del minuto presente enseguida  se convierte en el ayer y se olvida, ¿podrán ellos hacer lo mismo en un mañana que está aquí mismo ?

FRANCISCO TORRALBA LOPEZ

1 comentario:

Salou dijo...

Pues si que te acuerdas tú de cosas de la época. Permíteme que te tutee, porque creo que somos contemporáneos. Felicidades por el blog.